Equipo básico de directo

Para cualquier grupo musical es tan importante el hecho de estar grabado mínimamente bien, como el hecho de realizar conciertos (en muchísimas ocasiones, este aspecto tiene incluso más peso que la grabación y es lo que realmente distingue a un buen grupo).

Por lo tanto,  no quiero dejar escapar esta ocasión en EstudioCasero.com para hablaros sobre equipo de directo, las posibilidades que ofrece y ver, al igual que vimos para un estudio de grabación casero, que no nos tendremos que gastar una millonada en él.

Así que vamos a echarle un ojo a lo que sería un equipo BÁSICO de directo, que te permitirá dar pequeños (y no tan pequeños) conciertos, sin tener que depender de equipo técnico externo,  o sin tener que alquilar cada componente que te falte por cada concierto que des… Lo que a la larga te resultará más económico si vas en serio, créeme.

Para este artículo vamos a tratar de ceñirnos de una manera global al equipo básico y esencial para poder dar un concierto sea cual sea el género musical que toques.

 

Lo esencial: Altavoces y mesa de mezclas.

Pues sí, lo básico, lo esencial, es, simplemente, unos altavoces y una mesa de mezclas. Éste será nuestro mínimo común múltiplo del equipo de directo. A partir de él, iremos adecuando el resto de los componentes a nuestras necesidades.

Los altavoces que buscamos van a ser del tipo PA (Public Address), que son altavoces enfocados a sonido de directo y pensados para transmitir la mezcla de todos los instrumentos en directo a toda la zona de escucha por el público.

Como ocurría con los altavoces para un estudio casero, en los PA también encontramos altavoces pasivos y altavoces activos. Por si no lo sabes, los altavoces pasivos no están amplificados, por tanto, para que suenen, necesitarás conectarlos a una etapa de potencia (o amplificador de potencia), que hará de intermediaria entre el altavoz y la fuente de sonido. Por su parte, los altavoces activos son altavoces autoamplificados, lo que quiere decir que no necesitan de una etapa de potencia para sonar, los conectas directamente a la fuente de sonido (como puede ser la mesa de mezclas) y listo.

Para elegir altavoces de directo, al igual que con los del estudio de grabación casero, nos vamos a centrar solo en los PA’s activos, ya que nos ahorrarán algunos quebraderos de cabeza y, a efectos prácticos, aún siendo de entrada  un poco más caros los activos que los pasivos, recuerda que a éstos últimos  luego les tendrás que comprar una etapa de potencia para hacerlos sonar, con lo que se contrarresta la diferencia en ese aspecto.

Pues bien, centrados ya en PA’s activos, dentro de este tipo de altavoces encontramos bastante variedad, tanto en rango de potencia, como en rango de precio. Así, en el mercado, podemos encontrar desde un pack que incluye una pareja de altavoces de 130W rondando los 300€; hasta grandes PA´s de 1000W los cuales la unidad sale a más de 3.000€.

Y aquí es donde te toca sentarte y meditar: ¿Qué es lo que necesitas? La compra de un equipo para directo no debes hacerla a la ligera. Piensa bien en tus necesidades actuales y en tus aspiraciones (realistas) a corto y medio plazo.

Por ejemplo, si tu intención es tocar en locales muy reducidos, poco ruidosos o, por qué no, en fiestas privadas en la casa de algún amigo y, a medio plazo, no aspiras a mucho más (quizás porque, por ejemplo, tocas por hobbie, por pasártelo bien y por amenizar las fiestas de fines de semana en casa de tus amigos) unos PA´s de 130W deberían de ser más que suficiente para no quedarte corto.

Un ejemplo económico de PA’s de 130W lo tienes en la marca the box de la empresa de comercio electrónico Thomann. Me refiero a los PA 110 A, los cuales se encuentran a unos 145€ la unidad y sobre los 325€ en pack de dos unidades con trípodes.

the box PA 110 A

the box PA 110 A

Sin embargo, puede que tus intenciones sean las de tocar en lugares un poco más ruidosos o en espacios más amplios (incluso al aire libre). En este caso, necesitarás un poco más de potencia para que los PA’s no se te queden cortos. En esta línea, y dentro de la misma marca que los que acabamos de citar, se encuentran los PA 502 A, por un precio de unos 260€ la unidad y unos 545€ en pack que incluye el par y los trípodes.

the box PA 502 A

the box PA 502 A

De todas formas, existen soluciones mayores y soluciones intermedias, y la variedad no es corta, tanto en prestaciones como en precio. Aquí cité dos referencias más o menos económicas que he podido comprobar que son una buena solución para los ejemplos que se exponen. Pero para ajustarte bien a tus necesidades, busca y lee mucho antes de hacer ningún gasto. Asegúrate de que lo que compras es lo que necesitas y así no tendrás la sensación de haber tirado el dinero.

 

Mesa de mezclas.

¿Recuerdas que en el tutorial para montar un estudio de grabación casero decíamos que la tarjeta de sonido era el corazón del equipo? Pues en el equipo de directo, haciendo el mismo símil, el corazón es, sin duda alguna, la mesa de mezclas.

A la mesa de mezclas va todo sonido (o casi todo, ya veremos) que se quiere hacer llegar al público y, a través de ella se mezcla a gusto de la banda para que cada instrumento suene exáctamente como tiene que sonar respecto a los demás y después se saca la mezcla a través de los PA’s.

A la hora de elegir mesa de mezclas, lo principal en lo que te has de fijar es en la cantidad de canales de entrada que necesitas para incluír todos los instrumentos que quieras mezclar. El resto de componentes (procesador de efectos -FX-, conexión usb con interface, alimentación phantom, etc.) son extras que pueden ser muy útiles para determinados ámbitos, pero que, por supuesto, encarecerán el precio de la mesa.

Behringer Xenyx X1832 USB

Behringer Xenyx X1832 USB

Así que recuerda, piensa muy bien la cantidad de entradas que necesitas y sopesa muy bien las necesidades que puedas tener de extras como el procesador de efectos pues, al verlo en catálogo, puede que pienses que por un puñado de euros más tendrás la misma mesa con efectos, pero a la hora de la verdad, esos efectos luego no los usas en la vida y habrás tirado el dinero… Sopésalo.

También ten en cuenta el uso que le quieres dar a la mesa, si sólo va a ser para directo, una mesa de mezclas con conexión e interface usb no resultará muy útil, salvo que pretendas grabar el audio de cada actuación. Pero, si por el contrario, además de para directo la pretendes utilizar para grabar en tu estudio casero, con una mesa así matas dos pájaros de un tiro y te abre un nuevo abanico de posibilidades.

Por otro lado, a la hora de contar las entradas ten muy en mente también tus necesidades a medio plazo. Puede que a día de hoy tengas una banda con voz, guitarra, bajo y batería, con lo que te decides por una mesa con 4 entradas. Pero… ¿Y si dentro de unos meses se incorpora otra voz al grupo? ¿U otra guitarra? ¡Vaya! La mesa se ha quedado pequeña… Necesitarás una mesa de mezclas con más canales de entrada y, por tanto, te verás en la situación de tener que reemplazar una mesa de mezclas cuyo potencial no ha sido explotado adecuadamente y, en resumen, habrás malgastado el dinero. Así que sopesa bien el uso (realista) que le pretendes dar a la mesa de mezclas antes de invertir dinero en ella.

Además de lo dicho, otras características a tener en cuenta de la mesa reside en las opciones de ecualización. Lo más común es que te encuentres con mesas de mezclas con los tres típicos controles de agudos-medios-graves. En general, este tipo de controles son más que suficientes para prácticamente cualquier ámbito.

En el mercado hay una barbaridad de opciones en el ámbito de las mesas de mezclas, con un abanico enorme tanto de prestaciones como de precios. Puedes encontrar mesas desde los 50-60€ hasta los miles de euros, así que echa varias ojeadas antes de decidirte por una determinada.Y, por supuesto, recuerda que lo más caro no es necesariamente lo mejor. Ejemplo de ello es la tan conocida como criticada marca Behringer, y su amplio abanico de mesas de mezclas que, a precios relativamente asequibles, te ofrecen mesas con características muy dignas sobre todo en los comienzos de un grupo.

 

 Importante: Busca coherencia.

Vale, ya tenemos los esencial, altavoces (PA’s) y mesa de mezclas. Pero ten en cuenta un aspecto que ya cité en el tutorial para montar un estudio de grabación casero: La coherencia entre el equipo.

Si quieres tener un equipo sólido para directo no es vital que sea lo más puntero ni lo más caro, pero sí es importante que sea coherente entre sí mismo. Puede que quieras los mejores PA’s del mundo, y te gastes una pasta en ellos, pero luego, a la hora de elegir mesa de mezclas escatimas y compras una gama baja muy sencilla y con un no muy preciso sistema de ecualización, etc.  Ese equipo no está compensado, y nunca llegarás a sacarle potencial a los PA’s.

En el supuesto anterior, para sacar provecho a la inversión, es preferible invertir menos en unos PA´s y sí invertir más en la mesa de mezclas. Equilibrando el gasto y consiguiendo un resultado mejor con menos discordancia entre gama alta y gama baja.

 

Otras cosas

Antes decíamos que a través de la mesa de mezclas pasa todo sonido que se quiere hacer llegar al público a través de los PA’s, pero esto es relativo y no siempre tiene que ser así.

Puede que toques en un espacio realmente reducido, como una sala pequeña. Tu grupo, por ejemplo, tiene un batería, una guitarra acústica y otra eléctrica, teniendo esta última un amplificador dedicado lo suficientemente potente para el espacio en el váis a tocar. Además, también tenéis un bajo con un amplificador normalito.

En este supuesto, puede que no te interese hacer pasar a la guitarra eléctrica por la mesa de mezclas y sacar su sonido directamente a través de su amplificador. Y lo mismo con la batería. Esto te ahorra espacio en la mesa de mezclas, la cual queda reservada para la voz, la guitarra acústica y el bajo; pero tiene un contra: A la hora de mezclar hay que estar muy atento al amplificador de la guitarra eléctrica por su lado, ya que no será controlable en vivo a través de la mesa de mezclas. También, evidentemente hay que estar muy seguro de que la batería se escucha adecuadamente en el espacio con el resto de la banda, ya que tampoco será controlable a través de la mesa.

 

 Iluminación, efectos y energía.

Hay otros aspectos que puede que quieras tener en cuenta a la hora de preparar actuaciones en directo. Me estoy refiriendo a la iluminación, a los efectos especiales y a las fuentes de energía.

Respecto a la iluminación, puede que te interese saber que existen múltiples soluciones en el mercado dedicadas a la iluminación de escena. Estas soluciones no son especialmente baratas (tampoco prohibitibas) y utilizan diferentes tecnologías (luces en movimiento, laser, luces estáticas…). Si te interesa, recuerda que ahí están. Normalmente, las puedes encontrar en juegos de luces premontados, a partir de unos 120-150€.

Juego de luces LED para escena.

Juego de luces LED para escena.

En cuanto a la iluminación, también existen otras alternativas de andar por casa, que pueden resultar tremendamente útiles en según que casos. Me estoy refiriendo a luces de exterior, para jardín, por ejemplo, que se pueden encontrar en tiendas de bricomanía como Bricor o BricoKing (en España). Estos focos puedes encontrarlos desde 20-30€ y pueden resultar idóneos para una simple pero correcta  iluminación de escena.

Foco con trípode para jardín distribuído por BricoKing.

Foco con trípode para jardín distribuído por BricoKing.

En cuanto a los efectos especiales, puedes encontrar a la venta, a un precio realmente asequible artículos como pequeñas máquinas de niebla (a partir de unos 30€)

Máquina de niebra stairville SF-80. Su precio ronda los 30€.

Máquina de niebra stairville SF-80. Su precio ronda los 30€.

Además, hay otro elemento que puede resultar muy útil. Pongamos un ejemplo: Tienes PA’s, mesa de mezclas e iluminación. Cargas todo en una furgoneta y te vas a un descampado, en donde organizas una fiesta en la que vas a pinchar música, y además toca, no sé, algún que otro grupo. Ok. Pero te encuentras con un problema… ¿Lo adivinas? Bingo! ¡¡La electricidad!!

Vale, has montado las disco móvil, pero ¿Cómo hacer que todo el aparataje eléctrico que llevas funcione? Pues simple: Con un generador eléctrico. Un generador eléctrico es un aparato preparado para producir energía eléctrica a través de un motor de, normalmente, gasolina.

No nos vamos a extender más en este tema, porque no es el objeto de este artículo, pero recuerda que ahí están y que sirven para eso. Recuerda también que estos aparatos pueden llegar a ser muy caros y es un artículo a meditar mucho sobre su verdadera necesidad, pues es algo que también puede requerir cierto mantenimiento.

 

Conclusión.

En este artículo he intentado compilar los elementos esenciales de un equipo de directo. Con ellos no darás conciertos en estadios de fútbol, pero sí te abren un mundo de independencia que de otro modo no tendrías.

Con él podrás dar, desde pequeños conciertos más o menos domésticos, hasta conciertos más o menos medianos con un alcance suficiente para recintos medianos (salas medianas, plazas, patios, descampados…). Y todo sin gastar cantidades elevadísimas de dinero. He tratado de enfocarme en equipo de gamas asequibles y espero que sea de utilidad para tantos grupos que andan perdidos, sobre todo en los comienzos, en este ámbito.

No he querido profundizar más en aspectos como la iluminación ni otros elementos de escena, ni en el ámbito de generadores eléctricos por el momento porque consideré que no son elementos estrictamente esenciales para directo, pero si son recursos a tener en cuenta y, por tanto, era necesario cuando menos, mencionarlos. Por otro lado, se hablará de ellos en próximas entradas de EstudioCasero.com.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X